Invertir en las personas y obtener la mejor rentabilidad…

Estándar

Esto de invertir en las personas y así obtener mejores resultados, es algo que se viene repitiendo desde hace décadas y lamentablemente, muchos líderes inspirados en ello equivocan su aplicación práctica e invierten muchísimo tiempo en áreas que no lo requieren restando tiempo para aquellas que SI lo necesitan.

Ken Blanchard comenta que la mayoría de los Líderes extienden su tiempo en acciones de evaluación en vez de desarrollar la planeación y aplicar el coaching con su personal. El mismo Blanchard menciona que las metas se analizan y trabajan a inicios de año y luego…a fines de año (¡!), y que se continúa reprimiendo en lugar de redirigir, reorientar.

Este escritor y reconocido coach está pronto a relanzar en este mes de Mayo, lo que ha llamado una actualización del famoso libro “One Minute Manager” en que justamente pone de actualidad sus Tres Secretos en el manejo de las relaciones:

1.- Poner siempre los objetivos al frente.

2.- Alabar y reconocer las acciones.

3.- En lugar de reprender, redireccionar, reorientar.

Ya dijimos que se utiliza más tiempo en reprender que en reorientar o redirigir, así como es más fácil decir lo malo que encontrar lo bueno para reconocer y alabar, pero todo ello no tiene sentido si no tenemos claros los objetivos y metas que son las conducentes, el camino, la senda por la que deberemos de desarrollar las acciones.

Sentimos que a veces, ese Líder que está junto a su equipo, tiene una presión enorme por parte de sus superiores, lo que lo lleva a trasladar esa presión hacia sus dirigidos, dejando de lado procesos y razonamientos lógicos. Entonces, su inversión de tiempo se limita a presionar, criticar, no entregando ninguna enseñanza.

¿Qué podemos hacer al respecto?

1.- Nuestro mejor consejo es ser más asertivos, atrevernos a decirle a ese “jefe” que necesitamos entusiasmar a nuestra gente, requerimos renovar sus motivaciones, y para ello debemos desarrollar acciones de coaching para hacerles sentir nuestro interés en ayudarles a llevar adelante sus objetivos…y así los nuestros, los de los jefes y los de la empresa.

2.- Ser más profesionales en el día a día.

– Ello requiere tener siempre presente los tres aspectos más importantes del manager: Planear – Couchear – Evaluar.

– Saber canalizar la energía hacia dos metas: ser consciente del objetivo estratégico a largo plazo y focalizar la energía a las tareas de corto plazo.

– Apoyarse en estructuras. Generar orden a partir del caos. Establecer estructuras estabilizadoras para facilitar actividades organizadas y tener así efectos positivos en la moral del equipo.

– Redirigir la energía negativa hacia actividades que distraigan la atención de las personas sobre sus propios problemas.

– Dar el ejemplo personal, utilizando símbolos conductas visibles fáciles de interpretar y recordar. Ello requiere por supuesto, el cuidar de uno mismo, manteniendo la resistencia y alejando los complejos de culpa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s