La confianza – ¡frágil! manipular con precaución!

Estándar

Previo, algunas definiciones que encontramos en internet (como todo hoy en día):

  • Fragilidad, proviene su etimología de la palabra latina “fragĭlis”, adjetivo que califica a aquello que se rompe, deteriora o enferma con facilidad.
  • Confianza, proviene del latín “confidentia” y en donde el prefijo “con” significa “junto”, “todo”, “con”, y en donde el término latino “fides”, significa “fe”. Los que nos conduce a: “con toda la fe”, “con absoluta convicción”.
  • Desconfianza, contrario a “confianza”, es una emoción negativa, que implica inseguridad sobre las acciones futuras de otra persona.

Confianza y desconfianza dos elementos que luchan entre sí por reforzar unos y debilitar otros la fragilidad de las relaciones humanas, en especial cuando se trata de liderazgo. Es que al parecer hemos perdido la confianza en nuestros líderes. Y esa brecha, no solo la apreciamos en los gobiernos, en las iglesias, en los jóvenes y en los adultos, en las familias y en la sociedad toda. Hoy se desconfía de todo y de todos.

Y entonces, la gran pregunta, ¿en quien confiar? ¿cómo confiar? En mi trabajo, debemos de buscar, identificar, desarrollar, dirigir y apoyar a aquellos que manifiestan tener una mayor relación de confianza con sus pares y presentan las mejores habilidades para las relaciones con las personas, centradas en la motivación y el logro en lugar del control y en solo resaltar errores. La confianza es el elemento de mayor impacto en las relaciones. Hay un abismo diferencial entre alguien que trabaja para ti y otro que trabaja contigo.

El legendario autor y orador sobre liderazgo, John Maxwell, afirmó en su discurso de apertura ante las Naciones Unidas que hay tres preguntas que todo seguidor se hace de su líder:

  • ¿Se preocupa por mí?
  • ¿Me puede ayudar?
  • ¿Puedo confiar en él?

 Stephen Covey en su libro “La Velocidad de la Confianza” (2008) (recomiendo su lectura), dice que “la confianza depende de dos elementos:  a) la personalidad (tiene que ver con la integridad, los motivos y la intención) y b) la competencia (tiene que ver con las habilidades, las destrezas, los resultados y el historial de la persona)”. Por ello es que a veces, podemos desconfiar de personas con una fuerte personalidad pero que no ha demostrado aun sus competencias (como es el caso de un nuevo Director, Supervisor o Gerente), y a la inversa alguien que sí demuestra resultado pero con una personalidad retraída tampoco nos dará confianza mientras no apreciemos su integridad y en especial su intencionalidad.

Covey (en el mismo libro antes mencionado) incluso habla de las cinco olas para lograr establecer, cultivar, aumentar y mantener la confianza, invitándonos a cambiar o mejorar nuestro comportamiento y nuestro modo de ver y hablar.

El desarrollo y aplicación de estas “cinco olas” es lo que permite imprimir la velocidad que buscamos en el establecimiento de la confianza:

1.- La autoconfianza, la confianza en sí mismo, confianza en nuestra capacidad para establecer y cumplir metas, en la capacidad para mantener nuestros compromisos, y confianza para inspirar confianza en los demás. Esta primera ola es la que nos otorga “credibilidad”.

2.- La confianza en las relaciones interpersonales, que no es otra cosa que nuestra capacidad para poder establecer relaciones confiables con los demás.

3.- La confianza organizacional. Es generar confianza al interior de la organización (o equipo) y alinear estructuras y sistemas en base a las dos primeras olas.

4.- La “reputación” que hemos ido generando entre nuestros seguidores al haber creado, extendido y/o restaurado la confianza en ellos.

5.- Y la quinta ola, es la que denomina “contribución”, esto es, el crear valores para los demás y la sociedad en general.

 El generar confianza y desechar la desconfianza, fortalece el liderazgo y su fragilidad. Muchas veces hemos debido de liderar de pronto un equipo o grupo de personas, sin que hayamos tenido la oportunidad previa de autorelacionarnos, y la desconfianza (mutua en esos momentos) es lo primero en manifestarse, por lo que debemos de demostrarles y responder rápidamente a esas tres preguntas que mencionaba John Maxwell:

  • ¿Se preocupa por mí?
  • ¿Me puede ayudar?
  • ¿Puedo confiar en él?

Recordemos que una acepción de confianza nos dice que ella no es otra cosa que una suspensión temporal de la incertidumbre respecto del comportamiento de otra persona. Por lo tanto, casi siempre va a estar en “suspenso” esa confianza que hemos estado construyendo, lo que nos obliga a estar permanentemente fortaleciéndola, haciéndola menos frágil y más fuerte.

A veces olvidamos lo que tardamos en demostrar y asentar nuestro liderazgo ante ese equipo u organización, y cuando lo hemos logrado luego nos olvidamos de irlo fortaleciendo, permfragilitiendo así que lo que creíamos fuerte, en realidad era tan frágil como el delgado vidrio de una bombilla o ampolleta y la eficiencia que habíamos logrado, sencillamente empieza a “quebrarse”.

La confianza es el elemento vital del liderazgo, sin ella no podríamos participar (ni menos ser protagonista) de estas frases que pronunciaron destacadas personalidades sobre el significado de ser líder:

  • La tarea del líder es llevar a la gente desde donde estar hasta donde no han estado.-Henry A. Kissinger.
  • Un líder lleva a la gente a donde nunca habrían ido solas.-Hans Finzel.
  • Conviértete en el tipo de líder al que la gente seguiría voluntariamente, incluso si no tuvieses título ni posición.- Brian Tracy.
  • No puedo confiar en un hombre que no se puede controlar a sí mismo para controlar a otros.-Robert E. Lee.
  • “Se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla” – Warren Buffett.
  • “Aquel que no confía lo suficiente no será digno de confianza” – Lao Tzu.
  • “Aquel que es descuidado con la verdad en asuntos pequeños no puede ser confiable en asuntos importantes” – Albert Einstein.

Un abrazo,

Freddy Hayvard

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s