Actividad+objetivos= acción

Estándar

¿Cómo estás? – Uf, cansadísimo, he tenido un millón de actividades – ¿Y? ¿Cómo te ha ido entonces?  – ¡Pésimo, lo mismo de siempre! ¡Se repite una y otra vez el mismo resultado! – !No logro salir adelante! –

Estas son frases que escuchamos provenientes de nosotros mismos y/o de mucha gente que se queja que no puede avanzar, que es como si se repitiera todo en un círculo maligno que los lleva siempre a lo mismo.  Trabajamos a full time, tratamos de mantenernos lo más activo posible, nos levantamos temprano, trabajamos hasta tarde, desarrollamos actividad tras actividad, solo para darnos cuenta al final que solo hemos hecho nada más que eso: actividad, hacer cosas. Pero, ¿dónde puede estar la diferencia con aquellos que trabajan menos, se estresan casi nunca, y en cambio tienen mayor éxito que nosotros? – Y la situación comienza terroríficamente a repetirse, al igual como sucedía en la película “El día de la Marmota” o también conocida como “Atrapado en el tiempo” (1993) con el actor Bill Murray  que interpreta a un meteorólogo que el día se le repite una y otra vez, hasta que se da cuenta de que el día seguirá siendo el mismo, mientras él, como persona, no cambie su actitud.

La definición más simple de “actividad” es sencillamente “hacer cosas”, en cambio “acción” es “la actividad + la intención clara de nuestro objetivo”, por lo tanto, tener mucha actividad, pero sin que las acciones que emprendamos tengan un objetivo claro y definido, solo nos conducirá al final solo a “haber hecho muchas cosas”. Cuando únicamente hacemos cosas porque nos basamos en que la gente exitosa siempre está ocupada, es casi seguro que solo obtendremos un nivel más alto de estrés. Hacer cosas. Nada más simple, y lamentablemente repetitivo, trabajamos en exceso sin haber una razón clara y definida para ello, tratando de hacer “cosas” sin que exista un objetivo claro y definido para toda esa actividad.

Pero no se trata solo de fijar un objetivo, sino que debe ir seguido de una definición clara y definida que responda a:  – ¿Qué? – ¿Cómo? – ¿Cuándo? – mientras estas tres interrogantes sean respondidas la actividad tendrá sentido, en caso contrario nos encontraremos trabajando (haciendo “cosas”).

¿Qué tengo que hacer? ¿Cómo tendré que hacerlo? ¿Cuándo deberé de hacerlo? – Muchas personas lamentablemente no desarrollan sus objetivos, y comienzan a repetir y repetir las actividades (cosas) y obviamente, como esas “cosas” no han sido previamente analizadas y planificadas, seguirán siendo solo “cosas”.

Ruyard Kipling, ese excelente escritor, en uno de sus cuentos infantiles (Just so Stories), escribía:

Tengo seis honestos sirvientes (me enseñaron todo lo que sé, sus nombres son:

 Qué y Por qué y Cuándo y Cómo y Dónde y Quién.

 

Un abrazo

Freddy Hayvard

 

Anuncios

6 comentarios en “Actividad+objetivos= acción

  1. Mi querido profesor: nuevamente tienes otro “Golazo” con tu escritura. Para mi ese último punto que colocas de Ruyard Kipling, de los amigos que nos ayudan a definir nuestras metas, la más importante de las preguntas, es “porque”. Sé que te recordarás del reportaje que salió años atrás de una mujer pequeña que cuando vio a su hija atrapada abajo de un carro, Levantó el carro y saco a la hija del peligro sin ayuda. Nadie se podía explicar de dónde salió la fuerza pero creo que fue muy claro cuando ella comentaba que tenía un “grande porque”: salvar la vida de su hija.
    Creo que cuando la meta es acompañada por un gran porque que nosotros consideramos importante la meta es casi un hecho. Puede ser que dentro de mis metas yo sueño con un Ferrari, pero nunca voy a encontrar un fuerte porque… No lo conseguiré porque es sólo un sueño. Pero cuando se trata de obtener una cantidad de ahorros semanal o mensual para la educación de mis hijos, el porque es bastante obvio.
    Nuevamente estimado Freddy, muchas gracias por tus aportes y sabiduría.

  2. Gracias Angel. Cuando los objetivos son grandes e importantes, tienes una gran posibilidad de lograrlos, pero para eso necesitas de los otros amigos como decía Kipling: el cómo hacerlo y el cuándo. Un abrazo

  3. Hola Fredy¡ ees un gusto saludarte,gracias por este articulo, sabes donde dar para que uno reacciones, te deseo lo mejor saludos Hector Bolaños Seguros de Occidente, Xela

  4. Siempre nos dejas principios básicos para reflexionar y sobre todo para poner en práctica!!!
    Gracias recibe un gran abrazo, desde Guatemala!!!

  5. No te imaginas la coincidencia de lo que escribes con lo que sucede en mi compañía. Necesitamos de tu motivación. Tenemos una actividad en la que quiero que participes. Por interno te envío la invitación. Un abrazo

  6. Tienes mucha razón, hablamos de actividad como sinónimo de “hacer cosas” como bien dices, y eso nos lleva a aumentar los errores y el stress. Necesitamos de objetivos claros y definidos. La planificación es esencial, pero se hace difícil a veces su implementación a nivel de los equipos de trabajo. ¿Qué nos puede sugerir?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s